Cosas que no sabías sobre el Cashmere

Cuatro cosas que desconocías sobre el cashmere

El cashmere es una de las fibras más preciadas en la moda y un regalo infalible en fechas señaladas, unque muchos la utilizan sin conocer su origen, la forma de elaborarla o el porqué de su halo de elegancia. Hoy nos proponemos descubriros seis secretos sobre una de los materiales más elegantes del mundo.

No proviene de ovejas

Estamos acostumbrados a pensar que es algún tipo de lana de oveja, pero en realidad el cashmere no procede de este animal, sino de un tipo de cabra que se da en Asia. Aunque el origen de la especie está situado en el Himalaya, es en lugares como Mongolia, tierra de cielos azules, donde se ha trabajado con más profusión. Allí, los pastores nómadas cuidan de sus rebaños durante todo el año, llevándolos por amplias praderas donde los animales pastan libremente.

Manta de Cashmere color verde y Top Short color mandarina Luz de Mare.

Se trasquilan en primavera

En aquellas lejanas praderas del centro de Asia tendrá lugar dentro de poco uno de los grandes momentos del año: es el tiempo de trasquilar las cabras. Tras el duro invierno en el que los animales desarrollan su mejor cobertura para protegerse del frío, llega el momento de extraer el pelajedel animal, que se obtiene de zonas como el cuello para obtener una fibra que resulta más larga y suave que la lana de oveja. Sin embargo, su producción resulta más escasa: con el material procedente de una sola cabra hay suficiente para hacer una bufanda y poco más.

 

Manta de cashmere, Tabla para servir, de madera de castaño de Asturias, tallada en forma de Hoja de Higuera, Luz de Mare.

Rizado y brillante

El cashmere es muy diferente de otras fibras similares. Tiene un rizado natural único que lo dota de una facilidad especial a la hora de convertirlo en hilo. Por eso resulta más natural al tacto: ha sido menos maltratada durante el hilado, y eso se nota. La combinación de esa particular forma con el diámetro de las fibras (entre 13 y 15 micrómetros) le confiere, además, unas condiciones óptimas para desarrollar un brillo característico. El más usado es el hilo de dos cabos por su uniformidad y resistencia.

Un icono de estilo actualizado

Los primeros productores asiáticos de cashmere en la Antigüedad ya vieron en él un símbolo de elegancia: su escasa producción lo convertía en un material muy preciado que ya era bien conocido en aquel continente cuando, en el siglo XVIII, llegó por primera vez a manos europeas. Pronto se convirtió en una sensación y sus aplicaciones –así como las imitaciones– se multiplicaron. La industria textil del Viejo Continente se adaptó con gusto al nuevo material, que con el paso de los siglos ha mantenido esa aura de sofisticación a la vez que se convertía en un elemento básico para crear moda.

 

Fuente: Vozpópuli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luzdemare. Regalos para casa que hacen hogar. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies